ALA 35

El Ala 35 se encuentra estacionada en la Base Aérea de Getafe (Madrid).
El 1 de julio de 1955 se constituyó el Ala de Transporte nº 35, disolviéndose el 21 Regimiento de Caza y 31 Regimiento de Asalto y el primer Grupo de Fuerzas Aéreas.
A finales de mayo de 1956 se formó el primer Escuadrón del Ala 35 con aviones Douglas C-47 (DC-3), volaron en el Ala 35 más de 25.000 horas con un número máximo de veinte aviones.
En 1959, llegaron los primeros Douglas C-54 (DC-4) al Ala, que siguió teniendo tres escuadrones, dos de T.3 (C-47) y otro con los cinco T.4 (C-54).
A lo largo de 1963 llegaron a Getafe los aviones Azor, de fabricación nacional de Construcciones Aeronáuticas S.A. Quedó estructurada el Ala 35 en tres escuadrones, el primero, con material Azor (en principio 8 aviones, luego fue aumentado el número hasta 20),y dos escuadrones de DC-4, con un total de 15 DC-4.
Entre los años 1976 y 1977 causaron baja en el Ala todos los aviones Douglas DC-4, que llegaron a totalizar 74.893 horas de vuelo. Los aviones Azor efectuaron unas 45.000 horas de vuelo. Con el cambio de material Douglas DC-4 por Aviocar, el Ala 35 pasó de un transporte que podríamos llamar logístico a un transporte de combate.
En noviembre de 1981 llegaron al Ala 35 ocho aviones Caribou, procedentes de EE UU.
El día 23 de noviembre de 1981, tuvo lugar la imposición al Estandarte del Ala Nº 35 de la Corbata de la Orden al Mérito Civil y Medalla de Plata al Mérito Policial.
El 7 de diciembre de 1981 los ocho aviones Caribou quedaron encuadrados en un nuevo Escuadrón, con el que el Ala 35 contó de nuevo con tres escuadrones.
El día 25 de febrero de 1982 tuvo lugar la celebración de las 25.000 horas de vuelo del avión Aviocar.
El 17 de febrero de 1984, el Ilmo. Ayuntamiento de Getafe hizo entrega al Ala 35 de un nuevo Estandarte, en sustitución del antiguo que había sido ofrecido anteriormente por dicha Corporación Municipal.
En octubre de 1985 causaron baja en el Ala 35 los aviones Caribou, pasando al Ala 37. Durante su permanencia en el Ala 35 el material Caribou efectuó un total de 8.627 horas de vuelo.
El 29 de mayo de 1988 para conmemorar el 75 Aniversario de la Aviación Militar Española tuvo lugar en esta Base un gran festival aéreo, con exposición estática y participación dinámica de diferentes aeronaves. En ese mismo día se hizo entrega simbólica de un avión Azor al Ayuntamiento de Getafe, donado por el Ejército del Aire a la villa como reconocimiento al estrecho hermanamiento entre la villa y la Aviación Española.
El año 1989 supuso un gran reto al Ala 35 y, en general, para toda la Base Aérea ya que en las primeras semanas del año fueron entregados los dos primeros aviones CN-235 al Ala 35.
El 6 de abril de 1990, coincidiendo con la llegada de los últimos aviones procedentes del destacamento de Namibia, el Ministro de Defensa impuso al estandarte del Ala 35 la Corbata de la Encomienda de Isabel la Católica concedida con motivo de la participación de la Unidad en UNTAG (misión de las Naciones Unidad para Namibia).
En día 24 de marzo de 1995 se celebra un acto con motivo del regreso del Destacamento de Ala 35 en Ruanda (UNAMIR) y las 25.000 horas de vuelo del avión CN-235.
El 27 de mayo de 1998 se celebró las 50.000 horas de vuelo del CN-235, con presencia del JEMA.
Entre los años 1979 y 1991 el Ala 35 llevó a cabo una de sus misiones más brillantes el destacamento en Malabo (Guinea Ecuatorial) con los aviones CASA AVIOCAR (C-212).
Entre 1989 y 1990 los aviones C-212 del Ala 35 realizaron el apoyo al contingente encargado de controlar el proceso de descolonización de Namibia (UNTAG), siendo esta misión la primera realizada por una Unidad de las Fuerzas Aéreas españolas bajo mandato de las Naciones Unidas.
En septiembre de 1994, otra vez bajo la bandera de las Naciones Unidas, los C-235 volaron en Misión de Ayuda Humanitaria a Ruanda (UNAMIR).
El 7 de enero de 1997 un C-235 (T-19B) del Ala 35 realizó una gira de exhibición para apoyar a la industria nacional de CASA demostrando las cualidades de este avión en Australia, Singapur, Filipinas, Taiwan e India.
El 17 de agosto de 1998, el Ala 35 desplegó dos C-235 (T-19B) para repatriar a las víctimas mortales, heridos y familiares afectados por el atentado de Omagh (Irlanda del Norte).
Desde el comienzo de los conflictos en la antigua Yugoslavia los C-235 del Ala 35 han apoyado a organizaciones como la OTAN, la ONU o la UEO. Apoyo a las unidades del Ejército de Tierra y de la Armada que se encontraban allí destacadas bajo mando de Naciones Unidas mediante estafetas, realizando transportes de personal y material, evacuaciones médicas urgentes, etc. Misiones que aún continúan realizándose.
En 1999, Suiza, ante la necesidad de la Fuerza Aérea Suiza de un avión de transporte para llevar a cabo su operación de ayuda humanitaria a Kosovo (Operación ALBA) el Ejército del Aire español ofreció un CASA 235 (T-19) que llevó a cabo 95 misiones con salida de la localidad suiza de Emmen y destino a Tirana. Los vuelos fueron realizados siempre por personal del Ejército del Aire español. La Fuerza Aérea Suiza llevó a cabo una evaluación operativa del mismo con resultados altamente satisfactorios, que han tenido como consecuencia la compra en diciembre del año 2000 de los dos primeros aviones C-295M por un país extranjero a CASA.
En junio de 2000 un avión T-19 del Ala 35 participó en el primer ETAM-2000 (European Tactical Airlift Meet 2000) que tuvo lugar en la Base Aérea alemana de Landsberg. El avión y la tripulación ganó esta competición de aviones de transporte quedando por delante de países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Francia.
Otras misiones en las que ha participado el Ala nº 35 durante estos últimos años han sido la Guerra del Golfo Pérsico durante los años 1990 y 1991, vuelos a los países del Este durante los años 1995 a 1997 para apoyar a los equipos de inspección del Tratado FACE de desarme, y el transporte de parte de los equipos de rescate desplazados a Turquía tras el terremoto del verano de 2000. También hay que tener en cuenta la habitual participación en los ejercicios internacionales de máximo nivel que tienen lugar en los Estados Unidos como son los "Rodeo", "Flag".
A finales del año 2001 el Ala 35 comenzó a recibir el nuevo avión C-295. Este avión de transporte militar aumenta las características de robustez, versatilidad, sencillez de mantenimiento y adecuación a los exigentes y variados requisitos de las operaciones militares que hasta la fecha ha demostrado el C-235 con gran eficacia. Las características principales frente al C-235, aparte de su mayor tamaño, es su mejor presurización para operar a 25.000 pies de altitud de vuelo, el peso Máximo de Despegue es de 23.200 kilogramos, más velocidad de crucero (256 ktas), más volumen de carga y mejor aviónica y sistemas.
Su Majestad El Rey Don Juan Carlos I visitó el Ala 35 el día 9 de junio de 2004.
El día 22 de noviembre de 2007, Su Alteza Real El Príncipe de Asturias, acompañado del Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, visita oficialmente esta Unidad.