ALA 14

El Ala 14 se encuentra estacionada en la Base Aérea de los Llanos (Albacete). La base aérea de Albacete, fue inaugurada el 22 de abril de 1929 como Aeródromo de la Escuela de Pilotos de la Compañía Española de Aviación, aunque se instaló en 1928 para entranamiento civil.

En ella se instruyen pilotos militares y navales en aviones AVRO 504J y BRISTOL. Pero la base se cerró durante 5 años (de 1932 a 1936), para posteriormente establecerse en ella el Estado Mayor de la Aviación Republicana y convertirse en base de las Brigadas Internacionales.

Al finalizar la guerra civil, la base es adquirida por el Ejército del Aire, y se establece la 13a Escuadra Estratégica con bombarderos Katiuskas, que pasa a ser Ala 26 de bombardeo ligero el 1 de marzo de 1957.

El 1 de agosto de 1962, el Ala 26 se transforma en el Ala 37 de transporte con aviones DC-3, y un año más tarde contaría con 25 aeronaves.

En marzo de 1974 desaparece la Aviación de Transporte en Albacete y se instala la Aviación de Combate. Por las buenas condiciones geoestratégicas, el Mando decide ceder los nuevos cazas Mirage F-1 a la base de los Llanos, creándose el Ala 14.

El 18 de junio de 1975 recibe los primeros aviones, y se forman los dos escuadrones del Ala 14: el escuadrón 141 el 18 de junio de 1975, y el 142 el 1 de abril de 1980.

Debido a un retraso con el nuevo caza europeo EF-2000, el Mirage F-1 sufrió una modernización que aseguró su capacidad operativa en primera línea de la aviación de combate hasta los primeros años del siglo XXI, puesto que algunos de los EF-2000 contratados por España servirán en la base Aérea de los Llanos.

El Ala 14 depende del Mando Aéreo del Estrecho, aunque el Escuadrón 141 tiene una dependencia permanente del Mando Operativo Aéreo. La Base está encuadrada en la 2ª Región Aérea.

El escuadrón 141 está permanentemente asignado al Mando Aéreo de Combate. Su misión principal es la de interceptación con tiempo despejado (ITD) y, de forma secundaria, este escuadrón lleva a cabo tareas de cazabombardeo (CBA), interdicción aérea (IA) y guerra electrónica (GE).
El escuadrón 142, cuya misión es la interceptación con tiempo despejado (ITD) y de cazabombardeo (CBA), además de encargarse de la conversión al F-1 y del adiestramiento de los pilotos destinados a este avión.

La sección de Alerta es la encargada de tener operativos y en vuelo a los cazas en un plazo de entre cinco minutos y una hora. Para que, en caso de alerta, los cazas estén en vuelo en pocos minutos y sus pilotos preparados para cumplir cualquier misión que se les encomiende.

Desde la llegada del primer avión F-1 a la base Aérea de Albacete hasta mediados del años 2000, se han realizado 150.000 horas de vuelo.

La pérdida de varios aparatos y el traspaso de varios a la desaparecida base de Manises, dejó al Ala 14 escasa de Mirages F-1, por lo que se subsanó el problema con la adquisición de aviones de procedencia francesa, y de doce aviones procedentes de la Fuerza Aérea de Qatar que inicialmente estaban destinados al Ala 11 de Manises.

La Maestranza Aérea de Albacete, emplazada junto a la Base Aérea de los Llanos, es la encargada de las modificaciones y revisiones generales de todos los Mirages F-1, además de otros aviones del Ejército del Aire como los Canadair CL-215 y los C-101.