ALA 11

El Ala 11 se encuentra estacionada en la Base Aérea de Morón (Sevilla).

El Ala 11 es la heredera de la historia del Ala de Caza nº 1, continuadora de la tradición del Grupo de Caza de García Morato y de su legado histórico.

El Ala de Caza nº 1, ubicada en Manises (Valencia), contaba con los aviones F-86 Sabre y fue la cuna de la moderna aviación de combate. En el año 1.956 se formó la patrulla acrobática ASCUA que estuvo activa hasta el año 1.965 y es la antecesora de la actual patrulla ÁGUILA.

En abril de 1.965 el Ala de Caza nº 1 se convierte en el Ala nº 11. En junio de 1.970 aterrizaban en Manises los primeros ocho aviones Mirage III para sustirtuir a los Sabres. El Mirage III era uno de los aviones de combate más avanzados de la época.

En julio de 1999, se cerró la Base de Manises y con ella 55 años de historia. Ese mismo mes se cambia la denominación de Ala 21, ubicada en la Base Aérea de Morón, por la de Ala 11, pasando a tener dos grupos, el 11 con aviones F/A-18 y el 22 que mantiene sus P-3.

Este cambio se produce por el cierre de las instalaciones de la Base Aérea de Manises, recibiendo de esta forma la Unidad el legado histórico de la primera unidad de caza del Ejército del Aire. Este hecho significó que el emblema de la unidad perdió "el gallo de Morón" y las cadenas, tradición que ha sido mantenida por los escuadrones.

La entrada en servicio del Eurofighter significó que el Ala 11 traspasó sus F/A-18 al Ala 46 en Gando y comenzó su transición al nuevo avión en el año 2004.

En mayo de 2004 llegaron, procedentes de las instalaciones de EADS-CASA en Getafe, los tres primeros aviones Eurofighter (C.16), los primeros pilotos que formaron el 113 Escuadrón de Conversión Operativa y el personal especialista que había realizado los correspondientes cursos de adaptación al nuevo material aéreo.

En la actualidad, se continúa con la recepción de nuevos aviones totalizando 29 los entregados a la Unidad. Se están incorporando progresivamente pilotos y especialistas que completarán las dotaciones asignadas a los Escuadrones 111, 112 y 113 con que contará el Grupo 11. En el año 2008, se procedió a la activación del servicio de alerta, participando activamente en las misiones de defensa aérea asignadas al Ejército del Aire.

Por su parte el Grupo 22 sigue operando los P-3, que han sufrido un importante programa de mejora de los medios técnicos con que van dotados.

Aunque la Base Aérea de Morón no tiene unidades americanas dotadas de aviones, constituye un importantísimo enclave para la USAF por la calidad de sus instalaciones y por su situación geográfica en la parte occidental del Mediterráneo, constituyendo un elemento de apoyo en todos sus despliegues entre EE.UU. y Oriente Medio. Así mismo, hasta la finalización de los vuelos del transbordador espacial en el año 2011, la Base Aérea fue Base de apoyo para todos los vuelos de la lanzadera espacial dadas las características de la pista de aterrizaje, una de las más largas de Europa, y con una zona de vuelo reservada tan curiosa que empezaba a nivel de vuelo 600.