Visita a LAS PALMAS

La treintena larga de socios que despegamos puntualmente de Barajas en un A-321 de Iberia Expr√©s, llegamos al Aeropuerto de Las Palmas sin m√°s novedad que la acogida y buenos augurios que la Se√Īora Comandante dedic√≥ a la expedici√≥n por los altavoces.
En Gando nos recogi√≥ el autob√ļs contratado para todos nuestros desplazamientos y nos dej√≥ en el Hotel, al ladito de Las Canteras, junto al Cristina.
Tras instalarnos, caminamos hasta el cercano Restaurante "La marinera", en la Isleta, donde se nos ofreció una excelente comida canaria (no digo "completa" porque hubo alguna crítica a las papas poco arrugás y al cambio del cherne por la vieja, pero ya se sabe...)

    

Tras una buena siesta, visita a la Casa-Museo de Colón que nos fue mostrada por la mismísima directora -Dª Elena Acosta- a quien dedicamos una Metopa en agradecimiento a su amable y completa guía. El resto de la tarde nos permitió asomarnos a la Catedral y agotar el día callejeando por Triana y Vegueta.

    

El segundo día (28) lo dedicamos a la Base Aérea. Tras el briefing general del Coronel Torres (hijo de Torres Arias, "M") recorrimos todas las instalaciones de las diferentes unidades que constituyen el Ala 36, SAR etc, acabando en el Torreón, cuyas instalaciones nos sorprendieron (gratamente) a casi todos, pues lo recordábamos en ruinas.

    

    

    

La Comida en el Pabell√≥n de Oficiales, fue magn√≠fica y todo un detalle del Sr Coronel, pues no hay residentes y el Comedor se acondicion√≥ para nosotros. Tras la Metopa que ofreci√≥ nuestro Vicepresidente y el brindis de J. Casta√Īo, regresamos a Las Palmas para acabar el d√≠a con tapeo por Sta. Catalina, Club n√°utico etc.

El 29, s√°bado, se hab√≠a programado una excursi√≥n al Sur, empezando por Maspalomas. El programa era tan apretado que tras ver "la Charca" (donde Col√≥n hizo la aguada en tres de sus cuatro escalas canarias) sorteamos el Faro, Meloneras etc, recordando las dunas donde lanz√°bamos los paracas en los a√Īos sesenta.
Directos a Puerto Rico, donde corrimos a coger el Ferry a Mogán para navegar hasta el Puerto de su nombre. Mar en calma, azul sin calima costera y poco tiempo para disfrutar de las increíbles urbanizaciones de la zona, pues la comida estaba programada y apenas tuvimos tiempo de pasear el muelle hasta el restaurante previsto.
Buena paella, buen vino y a correr de nuevo, pues el Ferry no esperaba…en fin, la vuelta igualmente tranquila y la tarde libre. (Algunos a la Misa vespertina de la Virgen del Pino o Catedral).

    

    

    

El domingo, 30, era de "turismo Folkl√≥rico". Como la exhibici√≥n dominical de Coros y danzas que tradicionalmente se celebra en el Pueblo Canario resultaba imposible, (por obras prolongadas que tambi√©n afectan al Museo N√©stor y al Hotel Sta. Catalina, entorno inolvidable de los que disfrutamos las islas de los a√Īos sesenta del pasado siglo), nos trasladamos al pr√°cticamente adjunto Parque Doreste. All√≠ disfrutamos de la Actuaci√≥n de la Agrupaci√≥n Chamida, quienes nos dedicaron temas especiales, danzas y foto de familia.


La comida fue por libre y con los restaurantes recomendados fuera de servicio, así que creo interesante citar un restaurante aeronáutico (por las fotos y decoración), con un bar de copas a punto de inaugurar.

Lunes, 1, d√≠a del regreso, otra excursi√≥n demasiado angustiosa por el excesivo programa previsto. As√≠ que decidimos recortar alguno de los infames trayectos obligados por la orograf√≠a interior de la isla. No subimos a la Cruz de Tejeda y procedimos directamente el Jard√≠n Canario, situado entre Tafira Baja y Tafira Alta y a la Bas√≠lica de Ntra. Sra. del Pino, patrona de la Isla, en Teror. (Seg√ļn Internet est√° a 7 Km de Las Palmas, pero parecen 70, dadas las vueltas y revueltas necesarias para llegar. El regreso, directo, se hace m√°s llevadero‚Ķ y se puede quitar la segunda erre que merece la sede por el acceso interior).
Llegamos casi puntuales a la Comida contratada con el Gran Casino de Las Palmas, excelente en todos los sentidos, (bebidas, men√ļ y servicios).

    

    

Después.... Equipajes, Aeropuerto y vuelo de vuelta. También en Iberia Exprés, que hizo honor a su "bajo costo" con casi una hora de retraso y vituallas a bordo insuficientes para avión a tope. Llegamos a Madrid a media noche "una hora más que etc...".

Aunque esta rese√Īa tiene que ser forzosamente corta, hay que hacer constar la planificaci√≥n y dedicaci√≥n de Herminio Jarabo y Juan Casta√Īo, autores del √©xito que con el Vice Berto en los discursos y "metopazos", suplieron la ausencia del Jefe y de la indispensable Julia. Gracias. Los asistentes piden repeticiones... Solo nos cabe decir que "est√°n en ello". Vale JRM